Una estructura digital optimizada antes de activar inversión

Durante los últimos 6 meses hemos estado trabajando para una empresa internacional de software B2B de protección y seguridad de marcas. Esta protección de marcas a nivel digital se convierte cada vez más en un seguimiento relevante a nivel digital para protegerse del uso no autorizado de marcas, tanto a nivel digital como a nivel de producción o fabricación.

Ha habido un trabajo previo bastante denso e importante de preparación una estructura digital de base optimizada. Antes de activar una inversión digital tenemos que auditar y optimizar la estructura digital del cliente para evitar posibles carencias.

Esa auditoría de estructura o base digital suele fijarse en:
– Coherencia de mensajes y comunicación entre web, landings y perfiles sociales.
– Estrategias de defensa de marca, qué pasa cuando un usuario se interesa por nuestra marca, dónde podría llegar
– Navegación dentro de la web
– Acuerdo de puntos de medición, qué vamos a valorar.
– Sistemas de conversión, qué sistemas hay y cuáles nos faltan
– Forma de medición, cómo vamos a analizar los datos que se generan
– Activos digitales, cómo se van a recoger las interacciones y cómo las vamos a poder aprovechar

El objetivo final es tener una estructura competitiva, coherente, medible y aprovechable.

Los resultados se están notando, de enero a marzo hemos logrado reducir inversión, aumentar leads y bajar costes por lead. Además estamos potenciando con mayor intensidad los países con mejores resultados.