15. Fíjate en los pequeños

Las primeras tiendas online con las que empezamos a trabajar cuando empezamos en 2004 no estaban gestionadas por grandes empresas, las primeras webs no las empezaron a tener los grandes almacenes … sí que es verdad que cuando se ponen se ponen pero los primeros pasos más arriesgados no los dan ellos.

La flexibilidad que permite internet no es aprovechada por los grandes. Un pequeño ve una idea interesante, la aplica hoy mismo y mañana la quita si no es efectiva.

Fíjate en los grandes para pensar en que “eso ya lo debería estar haciendo” pero navega por muchas páginas de tu sector dentro y fuera de España para buscar ideas realmente novedosas. La navegación es lo que mayor conocimiento te aportará, no esperes a que te cuenten las cosas en Linkedin.

Si no ves esas ideas novedosas en tu entorno adquiere ideas de otros sectores. Internet tiene que ser una herramienta ágil, dinámica, que facilite poner en marcha todas tus ideas día a día.

Un hecho tan simple como poder hacer cambios en tus ofertas web, tener acceso a tu web y poder hacer esos cambios desde tu móvil se convierte en algo complejo de obtener y es lo más sencillo si se planifica bien.

También te puede interesar:  29. La oportunidad siempre existe